INICIO Forums Temas técnicos Otros ¿La agricultura regenerativa es agricultura ecológica? Reply To: ¿La agricultura regenerativa es agricultura ecológica?

#2561
Ecopionet
Keymaster

La agricultura regenerativa es una forma de hacer agricultura ecológica como la agricultura biodinámica o la permacultura todas ellas buscan el aumento de la biodiversidad, mejorar los servicios de los ecosistemas, aumento de la vida en el suelo, etc. La agricultura regenerativa se acerca mucho a la permacultura y pone el acento en la regeneración de la capa superficial del suelo, dejando que sea el propio sistema que encuentre el equilibrio. El sistema edáfico funciona más o menos así:
Las raíces de las plantas resultan ser unos sistemas exploratorios con potencialidades extraordinarias. Estas crecen y se ramifican continuamente durante los periodos activos del desarrollo vegetal, en búsqueda de los lugares en donde abunda el agua y los nutrientes. Parte de la energía que resulta de la fotosíntesis en las hojas es utilizada por las plantas para producir sustancias químicas que secretan a través de sus raíces. A estas excreciones que se denominan exudados y están constituidos por carbohidratos (incluidos azúcares) y proteínas. Su presencia promueve el crecimiento de bacterias y hongos benéficos del suelo y que usan como sustrato energético a los exudados y al material celular que se desprende de las raíces como consecuencia de su crecimiento. Todas estas secreciones de exudados y células muertas se incorporan a la rizosfera donde viven mezclados con los microorganismos del suelo, bacterias, hongos, nemátodos, protozoos e incluso organismos más grandes. Toda esta vida compite por los exudados, por el agua y por los minerales.
Los microorganismos que viven en la rizosfera facilitan a las plantas su nutrición, estableciéndose una relación tipo mutualista, al acelerar la solubilización de nutrientes de la fracción mineral del suelo, o de la materia orgánica descompuesta o también, como sucede con ciertas bacterias, fijando el nitrógeno atmosférico. A veces la asociación con microorganismos es más estrecha que la que se establece en la rizosfera. Así, por ejemplo, las bacterias fijadoras de nitrógeno viven en el interior de las células de la raíz de las leguminosas y los hongos micorrízicos se asocian con los sistemas radiculares aumentando la superficie de absorción y facilitando la nutrición. Tanto las bacterias como los hongos simbióticos reciben de las plantas el carbono en forma de carbohidratos. Esta ventaja de poder recibir el carbono directamente de las plantas les libra de la competencia con los otros organismos del suelo en la búsqueda de los nutrientes.
Generalmente, las raíces de las plantas cuando el medio es pobre en nutrientes, emiten una señal bioquímica pidiendo colaboración a los microorganismos del suelo, pero si el medio es rico como ocurre en la agricultura con fertilizantes, la simbiosis con micorrizas o bacterias son escasas. Las leguminosas en regadío donde la fertilización es abundante la simbiosis con las bacterias fijadoras de nitrógeno no se producen. También el proceso puede ser inhibido cuando el medio edáfico se encuentra extremadamente seco o encharcado. Una vez recibida la señal, las distintas variedades de micorrizas desprenderán hifas dirigidas a los sistemas radiculares de las especies vegetales emisoras, penetrando en la epidermis de las raíces para iniciar el intercambio de sustancias que benefician a ambas. A partir de ahí el hongo micorrizógeno suele generar una estructura arborescente muy semejante al sistema radical, que maximiza la exploración del espacio en el suelo y las bacterias del genero Rhizobium penetran en los sistemas radiculares de las leguminosas para intercambiar carbono por nitrógeno. En ecosistemas áridos y semiáridos, los hongos micorrízicos exploran grandes volúmenes de suelo a mayores profundidades y distancias de lo que lo hacen en zonas más húmedas; por ello en estos ecosistemas, algunas veces solo se explica la supervivencia o la misma producción de biomasa por esta simbiosis.
Entre los pioneros se encuentran agricultores formados en esta disciplina, que se han encontrado que había suelos donde los principios de no tocar el suelo y dejar que el propio sistema con el tiempo lo solucione no estaba funcionando o había que esperar mucho tiempo. Estos pioneros tenían ganado ovino y vacuno. Uno de ellos el suelo era arcilloso y el otro tenia una estructura masiva.
Hay que recordar la diversidad de suelos que existen en la península ibérica, y que cada suelo es un mundo complejo que es afectado por el manejo empleado. El no hacer nada es un manejo.
A continuación voy a comentar un experimento realizado en la Finca La Higueruela por Sánchez et al., en 1995, que estudiaban los cambios producidos en dos suelos cuando eran sometidos a diferentes manejos (Barbecho con laboreo, barbecho con herbicidas, abandono y abandono con pastoreo) y se utilizaron las siguientes variables bioquímicas Adenoxin trifosfato (ATP), que indican la biomasa del suelo, la deshidrogenasa (ADH) y la esterasa que miden la actividad metabólica de los microorganismos del suelo, que indican el nivel de fertilidad biológica del suelo y su potencialidad para transformar materiales. A estos contribuyen de forma muy importante la fauna del suelo (Lumbricidos) que añaden a este factor el derivado de su actividad cavadora y permeabilidad, así como su estabilización del suelo y contribuyendo a mejorar sus condiciones de aireación y permeabilidad, así como su estabilización mediante la incorporación de sustancias húmicas derivadas de su metabolismo a la fracción mineral.
Los factores físicos que consideraron (Curva de pF), son un reflejo del comportamiento hídrico del suelo, así como de su porosidad/apelmazamiento y sus condiciones de drenaje (Cuadro 1 y 2).
A continuación, se describen los suelos donde se realizo el experimento y los resultados obtenidos.
Los resultados indicaban que en los suelos arcillosos los barbechos mejoran las características físicas del suelo y el pastoreo las biológicas, pero con la destrucción de las propiedades físicas del suelo (Compactación) y el abandono con la regeneración de la flora autóctona perjudica tanto las propiedades físicas como las biológicas. En los luvisoles, los barbechos empeoran las caracteristicas fisicas y biologicas de estos suelos y la recuperación de la cubierta vegetal con o sin pastoreo, los mejora.
Está es la razón porque en España la agricultura regenerativa puede se un fracaso